Pal rescató unos antiguos ripios de Germán, su marido. Añadió otros suyos, completó una comedia disparatada sobre la historia de amor de ambos y como un disparate llama a otro, convocó a amigos, hicieron disfraces, compusieron canciones, ensayaron durante meses a espaldas de Germán y representaron la comedia, sin previo aviso, en mitad de una fiesta en el jardín. Nacía así la compañía dieznoslibre, bajo la batuta de Pal, que ha dado a luz ya cinco obras de extenso reparto, tirando exclusivamente de amigos. Pal y Germán sabían que no iban a pagar a nadie, pero ignoraban que tuviesen tantos amigos

  

© 2013 Paloma  Cela